Buscar en LAFH.info
viernes 28 enero 2022
Secciones LAFH
Consultoría
Conferencias
Formación en red
Artículos
Agenda
Curriculum
GC-Red
Equipo
Servicios
Zona @rroba
> Artículos > El Periódico de Catalunya > Ciencia, Medio Ambiente y Tecnología
Rompetechos nuclear

Autor: Luis Ángel Fernández Hermana
28/4/2003
Fuente de la información: El Periódico de Catalunya
Arrullada por el estruendo de la guerra, la carrera armamentística norteamericana continúa sin respiro. Y, lo que es tan o más importante, una serie de controvertidas decisiones tomadas el 20 de febrero por el Congreso de EEUU pueden volver a poner en cuestión la legalidad internacional, en particular los tratados que prohíben el ensayo y desarrollo de armas nucleares. En el centro de la polémica está el Penetrador Robusto de Tierra Nuclear (RNEP por sus siglas en inglés).

Este nuevo bebé del arsenal de EEUU será capaz de penetrar 30 metros o más bajo tierra antes de detonar una cabeza nuclear de entre 0,3 y 340 kilotones (80 veces más poderosa que la de Hiroshima en su versión más potente). Los defensores de esta arma, con Rumsfeld a la cabeza, aseguran que el RNEP se convertirá en el arma más efectiva contra objetivos enterrados y aislados en búnkeres superreforzados.

Según la Administración de Bush, éste es el último escondite que les queda a los dirigentes de los regímenes que serán objeto de las próximas acciones de guerra preventiva, aunque el Pentágono ya dispone de una colección de bombas con una considerable capacidad perforadora, algunas de las cuales fueron usadas en Irak.

De hecho, el antecedente del RNEP es la bomba BLU-113, desarrollada por Lockheed Martin a toda prisa para la guerra de 1991. El RNEP plantea, entre otros, dos importantes problemas: en primer lugar, si se trata de una nueva bomba nuclear, algo prohibido por el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNPN), del que EEUU es parte; y en segundo, la nada despreciable cuestión de la contaminación radiactiva que podría afectar a miles de víctimas civiles y dejar inutilizados durante años grandes porciones de superficie terrestre. Rumsfeld responde al primer punto asegurando que el RNEP será sólo una modificación de ingenios nucleares actuales a fin de incrementar su capacidad de penetración.

Parte de la comunidad científica de EEUU discute esta interpretación y se pregunta: "¿A partir de qué pieza tenemos un arma nueva construida con partes de otras?" El Pentágono ha propuesto, incluso, no ensayar el RNEP (cosa que no podría hacer bajo el TNPN) y utilizarlo directamente en combate, lo que ha incrementado las protestas. Esta medida impediría medir la contaminación que causaría el artefacto.

La Cámara de Representantes aprobó hace dos semanas un programa de 15 millones de euros (2.500 millones de pesetas) para que la Academia de Ciencias de EEUU (NAS) investigue este caso.

Ensayo en un búnker

Un portavoz de esta organización dijo que se pretende diseñar un ensayo contra un búnker que almacene agentes biológicos y químicos, para ver si la explosión los disemina por el ambiente, junto con la radiactividad, en vez de "quedarse todo frito y neutralizado bajo tierra", como afirman los militares.

El Congreso norteamericano ha recomendado que se evalúen alternativas convencionales para penetrar a grandes profundidades, pero todo apunta a que Rumsfeld y el Ejército se toman estos consejos apenas como un pequeño retraso en el inevitable desarrollo del RNEP.

Mientras, ya está emergiendo un nuevo campo de batalla que reproduce con gran mimetismo las posturas sociales del actual conflicto: desde las organizaciones que se oponen al desarrollo de cualquier nueva arma, incluyendo el RNEP, hasta los sectores cobijados por la lluvia de dólares que les promete Bush para incrementar el catálogo de artefactos y la capacidad de destrucción. De hecho, el RNEP es sólo un ejemplo de la generación de bombas denominadas "excavadoras profundas" que se están desarrollando ahora en los laboratorios de EEUU y el Reino Unido.

Imprimir Recomienda esta URL
CATALÀ
Buscar por temática
 Búsqueda avanzada
LAFH en:
  • Google
  • Yahoo!
  • Ask Jeeves
  • Terra


  • ©LAFH, 2005. Todos los derechos reservados. lafh@lafh.info producido por gnuine