Buscar en LAFH.info
domingo 23 febrero 2020
Secciones LAFH
Consultoría
Conferencias
Formación en red
Artículos
Agenda
Curriculum
GC-Red
Equipo
Servicios
Zona @rroba
> Artículos > Revista en.red.ando > Artículos en.red.ando 2003
Los cimientos del espacio virtual

Autor: Luis Ángel Fernández Hermana
28/1/2003
Fuente de la información: Revista en.red.ando
Temáticas:  Comunidades virtuales  Tecnología  Educación 

Editorial número: 356

Quien va despacio, anda bien; quien anda bien, anda mucho

El aprendizaje en colaboración a través de las redes constituye sin duda la gran llamada de la selva digital. En menos de siete años, el negocio de la formación online no sólo ha crecido considerablemente en todo el mundo, sino que ha alimentado numerosas líneas de investigación y la producción de un apreciable "corpus" de doctrina. Sin duda, la formación a través de la Red, ya sea en formas mixtas(en combinación con sesiones presenciales) o "puras" (sólo en ámbitos virtuales), ha desbordado el marco de la educación formal para penetrar en el de la formación continua y se ha instalado como uno de los grandes cambios aportados por la tecnología de la información. No obstante, si bien la dirección del movimiento parece claramente delimitado, no sucede lo mismo con los contornos y los contenidos de esta formación. Todavía caminamos a tientas en todo lo que tiene que ver con el diseño de los espacios virtuales, las metodologías a aplicar o los instrumentos mediante los cuales se aprende en colaboración en dichos espacios. Durante la III Jornada en.red.ando, que se celebrará el 31 de enero en Barcelona bajo el lema "Construyendo el espacio virtual", trataremos de aportar algo de luz desde la perspectiva de la experiencia acumulada por en.red.ando a través de su tecnología en.medi@ para diseñar espacios virtuales de trabajo en colaboración.

Como bien saben quienes nos han seguido estos años, en.medi@ es un artificio tecnológico que permite recomponer el espacio virtual de Internet en función de los objetivos que se persiguen. Ya sea para crear o sostener comunidades virtuales, para grupos que desarrollan proyectos a través de Internet o para empresas que asumen su reorganización en el mercado global (lo que se denomina cambio cultural en las organizaciones) a partir de su reconversión en "unidades de proyecto", en.medi@ permite aprovechar al máximo las posibilidades estratégicas de la Red para alcanzar estos objetivos.

Durante la III Jornada, trataremos de mostrar dos aspectos de la aplicación de la tecnología en.medi@, uno emocional y otro pragmático. El primero se refiere a la fascinación que supone desarrollar una comunidad virtual dotada de objetivos precisos, organizar el territorio intangible de bits en el que va a desenvolverse, sistematizar la aportación de savia nueva a su área de interés, organizar los pasos para alcanzar los fines que se proponga y comprobar cómo maduran los usuarios –y la propia comunidad– en el uso de la Red a medida que "aprenden haciendo". El segundo aspecto se refiere al reto que supone mantener y sostener dicha comunidad virtual pues, a poco que se piense, son más "los contra" que "los pro".

Aunque suene pretencioso, a través de tecnologías como en.medi@ nos convertimos en arquitectos de espacios virtuales. Los diseñamos en función de sus usuarios, desarrollamos una metodología para explotar hasta el último rincón de dichos espacios, formamos a quienes deben dirigirlos en función de sus objetivos y desarrollamos las herramientas que permiten a estos nuevos perfiles profesionales cumplir con la tarea esencial de un espacio virtual organizado: la creación de una base de conocimiento a partir de todo lo actuado en su seno por sus usuarios. Este es el quid de la cuestión, la divisoria de las aguas entre la gestión de conocimiento procedente del conjunto de disciplinas que conforman la administración de empresas, y la gestión de conocimiento en red derivada de las propiedades particulares del trabajo en el ámbito virtual.

En estos años, hemos concentrado gran parte de nuestros esfuerzos en desarrollar el armazón conceptual y práctico de la creación de bases de conocimiento. Cuando se analizan muchos de los espacios virtuales diseñados ya sea para formación o para sostener la actividad de comunidades virtuales, lo primero que se advierte es la enorme dificultad para "ponerse al día" o para penetrar de alguna manera en la propia historia de ese espacio virtual. No digamos ya si lo que queremos es extraer conocimiento para aplicarlo a la resolución de problemas. Y eso que esto suele ser un objetivo explícito de estos espacios de trabajo en colaboración a través de las redes: crear conocimiento útil para sus usuarios. Sin embargo, en la vasta mayoría de los casos, desde universidades digitales hasta las llamadas comunidades de prácticas (que debieran privilegiar precisamente la recuperación de conocimiento para aplicarlo a su área de actividad), la acción del tiempo es mortal: sepulta bajo toneladas de bits las interacciones que deberían haber emergido como conocimiento.

Aparte de lo que supone interactuar a través de la Red, el resultado de estas interacciones finalmente queda como fichas de una biblioteca. Y, como sucede en las bibliotecas, por más bueno que sea el sistema de catalogación y fichaje, poco es a lo que podemos conseguir desde el punto de vista del acceso al contenido acumulado en libros, documentos y mapas a lo largo del tiempo. Habría que sentarse a leer cada volumen para revelar las interconexiones existentes entre los materiales allí depositados. Aún así, tendríamos el problema de qué manera haríamos explícitas estas interconexiones para el que venga después.

Ahora bien, imaginemos por un momento que al examinar la ficha donde está catalogado el volumen, también disponemos de una información precisa sobre su contenido, quién, en qué ocasión y para qué lo consultó, con quién lo comentó, en qué contexto, qué situación provocó la consulta y qué sucedió después: qué otro materiales salieron a colación, hacia donde derivaron las relaciones de las personas involucradas en esta actividad, etc. E imaginemos también, que a partir de ese momento, cualquier tipo de elemento nuevo relacionado con esos materiales, con la discusión a la que sirvieron o que promovieron, con los problemas que ayudaron (o no) a resolver, con las personas que intervinieron en toda esta problemática, se añade automáticamente a aquella ficha y, por extensión, a todas las fichas de la biblioteca con un contenido relacionado. E imaginemos, finalmente, que mediante un sencillo sistema de búsqueda, alcanzamos los resultados de estas interrelaciones (sólo de las pertinentes) y que, además, los podemos comunicar por la forma como dichos resultados están empaquetados.

En otras palabras, estaríamos en una biblioteca tan viva como quienes la usan, y tan útil para ellos como para quienes vienen a consultar qué están haciendo y qué les sirve de lo que están haciendo. Una base de conocimiento de este tipo sólo puede ser el resultado del trabajo en colaboración en un espacio virtual dotado de las correspondientes herramientas de clasificación, interrelación, almacenaje, búsqueda y diseminación de resultados. ¿Imposible? ¿Ilusión? ¿Utopía? Bien, estas son algunas de las cuestiones que trataremos de responder en la III Jornada en.red.ando, a la vez que mostraremos las soluciones que hemos ido diseñando estos años para constituir bases de conocimiento que merezcan este nombre y cumplan con los objetivos que se le suponen. Bases de conocimiento que constituyan el cimiento sobre el que se puedan construir y sostener espacios virtuales de trabajo en colaboración.


Otros artículos relacionados publicados en en.red.ando:

Los cimientos del espacio virtual, por Luis Ángel Fernández Hermana (28/01/2003)

Los cuentos de Calleja, por Luis Ángel Fernández Hermana (21/01/2003)

Cerebros conectados, por Luis Ángel Fernández Hermana (07/01/2003)

La arquitectura del espacio digital, por Luis Ángel Fernández Hermana (28/05/2002)

La flecha del tiempo virtual, por Luis Ángel Fernández Hermana (29/01/2002) 

Construyendo lo virtualpor Luis Ángel Fernández Hermana (5/02/2002)

La fiesta de los autistas, por Luis Ángel Fernández Hermana (12/02/2002)

en.medi@ , mes a mes, por Luis Ángel Fernández Hermana (8/02/2000)

Imprimir Recomienda esta URL
CATALÀ
Buscar por temática
 Búsqueda avanzada
Licencia de Creative Commons

LAFH en:
  • Google
  • Yahoo!
  • Ask Jeeves
  • Terra


  • ©LAFH, 2005. Todos los derechos reservados. lafh@lafh.info producido por gnuine